jueves, 18 de febrero de 2016

Los comederos invernales


Hace unos meses hablábamos en el Blog sobre
los bebederos estivales, y a ellos dedicamos alguna entrada del blog: "Un oasis en el bosque" "Es la hora del baño" y "El posadero"

Pero si en verano el agua es lo que va escaso, en invierno  es la comida lo que nos permitirá atraerles a determinados sitios. En un invierno duro como suelen ser los nuestros en León, los comederos invernales serán una pequeña ayuda para las aves de nuestro entorno, y nos permitirán observarlas de cerca.


Obviamente las aves van  a acudir a donde encuentren alimento, la mayor parte de las veces ese alimento será natural como el que les ofrece la fructificación de algunas especies vegetales que atraen a determinados comensales como estos Camachuelos comunes con nombre científico tan raro como Pyrrhula pyrrhula .........





.........pero no siempre esa comida está disponible, sobre todo en pleno invierno, y aquí es donde entramos nosotros, no para alimentarles, sino para atraerles a un determinado sitio donde encontrarán unas golosinas que normalmente no encuentran en esta época.





Para ellos será una pequeña ayuda en su alimentación, y para nosotros un lugar donde disfrutar, observarles y tomándoles fotos.

Aunque desde hace unos años vengo poniendo en mi jardín pequeños comederos para los pajarillos que viven aquí “Es la hora de comer” no ha sido hasta este año pasado cuando he descubierto gracias a mi amigo Javi lo que verdaderamente les ofrece, y nos ofrece unos comederos bien instalados.


Dependiendo de la zona en que les instalemos atraeremos determinadas especies, así que con una red bien distribuida podremos observar no solo las especies que viven a nuestro alrededor, sino también las que están de paso en estos meses siguiendo sus rutas migratorias.


El preparar una zona de comederos en si no ofrece ninguna dificultad, ya que con un pequeño aporte de comida como pueden ser pasteles de grasa, pipas de girasol, o frutos secos convenientemente dispuestos en un pequeño entorno, podemos tener una amplio y variado número de comensales.

Lo que es más complicado es elegir el sitio idóneo que les ofrezca y nos ofrezca tranquilidad y discreción. Obviamente hay que mantenerlo con una periodicidad que garantice que no falte el alimento a los posibles visitantes, y si cumplimos estas dos condiciones, podremos verles ir de un comedero a otro degustando los alimentos que les hayamos colocado.

Si lo que queremos es tomarles fotos, podemos preparar un pequeño “decorado” al que intentaremos atraer a nuestros modelos, y aquí la colaboración entre amigos enriquecerá la experiencia, ya que en cada zona entran determinadas aves. Aquí os dejo algunas de las especies que hemos fotografiado este año, comenzando por el Carbonero común (Parus major)





Otro asíduo de los comederos es el Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus)





Y su pariente más pequeñito el Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)




Otro pequeñín muy agradecido es el Petirrojo (Erithacus rubecula





Compitiendo en tamaño con los anteriores está el Carbonero garrapinos (Parus ater)




Los Pinzones también suelen acudir tanto el Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) .......



......como su pariente más vistoso el Pinzón real (Fringilla montifringilla)




Un pariente cercano el Verderón (Carduelis chloris) tampoco falta a la cita




 Como cierre he dejado para el final a dos de mis favoritos: el peleón Trepador azul (Sitta europaea)







Y finalmente el que quizá sea el más vistoso y extraño de todos, tanto por su tamaño como por sus colores que le hacen parecer un ave tropical, el Picogordo (Coccothraustes coccothraustes)





Si podemos aprovechar un día que haya nevado, tendremos un plus en la satisfacción de facilitarles algo de alimento en unas condiciones que les sería más difícil localizarlo, y a cambio conseguiremos algunas tomas diferentes.






Si todo es correcto, es seguro que pasaremos ratos inolvidables observando y fotografiando a las aves que nos rodean.

Hasta aquí esta entrada que espero os haya gustado. Hasta la próxima.  

3 comentarios:

  1. Simplemente maravilloso Victor, acabo de descubrir el blog y es una maravilla, yo estoy haciendo algo parecido, pero no tengo el privilegio de tener tantos visitantes, pues resido en Alicante que es otra historia.
    Lo dicho mi más sincera enhorabuena por este maravilloso blog.

    ResponderEliminar
  2. Simplemente maravilloso Victor, acabo de descubrir el blog y es una maravilla, yo estoy haciendo algo parecido, pero no tengo el privilegio de tener tantos visitantes, pues resido en Alicante que es otra historia.
    Lo dicho mi más sincera enhorabuena por este maravilloso blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, los comederos dan muchas satisfacciones, seguro que vas a disfrutar. Saludos

      Eliminar